El WC no es una papelera

el .

Los vertidos por los desagües urbanos de toallitas húmedas, aceites y bastoncillos provocan atascos en la red de saneamiento, en las estaciones de bombeo y en las depuradoras.

Durante el año 2014, se realizaron más de 200 actuaciones en limpiezas extraordinarias y desatascos en Estaciones de Bombeo de aguas residuales y pozos de saneamiento, provocadas, directa o indirectamente, por el vertido de las toallitas húmedas a nuestros inodoros.

En el entorno natural del agua, el vertido de este tipo de productos como aceites, detergentes o toallitas húmedas, aumenta la toxicidad en las aguas residuales, reduce la capacidad de las instalaciones y aumenta los costes de gestión.

¡Ya es un problema global!

En particular las toallitas húmedas se fabrican de celulosa y / o plástico, por lo que no son biodegradables.

Las consecuencias del uso del inodoro para la eliminación de este tipo de productos de higiene/sanitarios suele provocar:

  • Barreras que impiden que fluya el agua residual
  • Mallas que obstruyen las pantallas de las estaciones de bombeo
  • Aumento de la frecuencia de mantenimiento de las instalaciones
  • Desbordamiento de alcantarillas en época de tormentas cuyos residuos pueden culminar en ríos o ramblas
  • Atascos en las tuberías privadas y los desagües de comunidad de propietarios

Presta especial atención a aquellos productos de higiene/sanitarios que se presentan como biodegradables o desechables por el inodoro.

Un uso adecuado de nuestros desagües contribuye con el medio ambiente y lo protege.

 

Más información:

Asoaeas.com

Ocu.org